Cómo comunicar a nuestros hijos que nos vamos a separar

¿Y ahora, cómo le decimos a los niños que nos vamos a separar?

Una de las principales preocupaciones que surgen cuando una pareja decide separarse es el cómo comunicarle a los hijos la noticia, detrás de esa preocupación se encuentra el miedo ante las repercusiones que la separación pueda tener en la vida inmediata de los hijos. Muchas madres y padres tienden a pensar que el dolor que sienten ante la situación puede proyectarse en su hijos haciendo que estos sufran de forma similar. Nada más lejos de la realidad. Si bien es cierto que el divorcio supone un cambio en la vida de los hijos ello no significa que tengan que pasar por los mismos sentimientos y emociones por los que atraviesan los adultos que tienen que afrontar la decisión de separación. Es importante afrontar cada una de las etapas de la separación de forma sosegada y meditada, aquí os dejo algunas pautas que pueden ser de utilidad sobre cómo decirle a los hijos que papá y mamá se van a separar:
•Lo primero es hablar con la pareja sobre la importancia de afrontar ese momento de forma conjunta.
•Elegir un momento y lugar que sean cómodos. Es importante que el lugar elegido sea tranquilo, sin ruidos, donde nuestros hijos puedan preguntar sin interferencias.
•Aunque suele ser una etapa complicada desde un punto de vista emocional para la pareja es importante que ambos estén tranquilos, en momento para comunicarle la decisión a los hijos no puede darse después de haber estado mucho tiempo llorando o un estado de ansiedad, esos sentimientos pueden generar una preocupación mayor en los menores.
•Es importante que la noticia se de cuando la separación se pueda materializar en un espacio de tiempo breve ( de 1 a 3 semanas), si se le comunica la decisión pero pasan meses de convivencia pueden llegar a pensar que al final papá y mamá van a continuar juntos y si uno de los dos se va de la casa el mismo día de la comunicación puede generar en los menores sentimientos de culpabilidad .
•Utilizar un lenguaje adecuado a la edad, si son demasiado pequeños puede que no entiendan palabras como divorcio y puede ser más eficiente utilizar expresiones como “papá y mamá ya no van a vivir en la misma casa”
•Intentar no acudir al recurso de la mentira con la falsa finalidad de que sufran menos, expresiones como “papá se va a ir de casa porque ahora tiene que viajar muchas veces en el trabajo” pueden generar confusiones en los menores que no ayuden a su bienestar
•La información que se les de tiene que ser apropiada a su edad y útil para que puedan encajar la nueva realidad sin menoscabo psicológico, por eso es importante no dar información sobre cuáles han sido las causas que han motivado la separación.
•Darles información sobre dónde van a vivir, si van a tener otra nueva casa decirles que tenéis ganas de enseñársela y hacerles partícipes en el diseño de su nuevo espacio ( juguetes, decoración)
•Mostrarles mucho cariño, dejándoles claro que papá y mamá van a dejar de vivir en la misma casa pero que van a seguir queriéndolos y cuidándolos igual.
•Darles su espacio en la conversación, seguramente quieran opinar y expresar lo que sienten, ante sus dudas hay que hacerles aclaraciones, manteniendo seguridad en las afirmaciones que en cuanto a la separación se han hecho, es importante no titubear, llorar ante algunos comentarios, o perder la compostura .
•Terminar con abrazos, besos y sonrisas.

El acuerdo es siempre la primera posibilidad y la última oportunidad de no hacernos daño.