Los abogados se preparan ante la futura mediación familiar

En numerosos países de América (entre ellos Estados Unidos), y en muchos países de Europa (Alemania, Italia, Francia, Austria...) existe la profesión de mediador familiar. Es un profesional, normalmente un abogado o un psicólogo, que intenta arreglar un conflicto entre miembros de una familia para evitar que lleguen a acudir a los tribunales, o que si llegan ya estén solucionadas las partes más conflictivas del problema.

En España ya hay nueve comunidades autónomas en las que existe esta figura. Extremadura no está entre ellas, pero parece que dentro de poco lo estará. 'En Extremadura estamos esperando una ley autonómica que regule la mediación familiar, o una ley estatal', comenta la abogada cacereña Elisa González, que forma parte de los organizadores de un curso que comenzó ayer por la tarde en el Hotel Extremadura de Cáceres, que tiene como objetivo poner en conocimiento de los letrados la existencia de la próxima profesión.

Bastantes personas acudieron al inicio de las Jornadas 'El Abogado y la Mediación Familiar', que fueron inauguradas por Carmelo Cascón, decano del Colegio de Abogados de Cáceres que las organiza.

La primera ponencia la ofreció Francisco Serrano Castro, magistrado-juez del Juzgado de Familia de Sevilla, que habló de la experiencia y futuro de la mediación intrajudicial.

Francisco Serrano contó la experiencia favorable que se está dando en Andalucía con los mediadores de familia. 'La sociedad -dijo- debe saber que existe este método alternativo complementario y que da resultados positivos'. El magistrado sevillano recalcó que al gestionar el conflicto los propios interesados, con la intervención de un mediador de familia, se suelen obtener resultados muy satisfactorios, para las parejas en conflicto y para las niñas y niños, 'que son víctimas colaterales de ese conflicto'.

Los mediadores no sólo atienden conflictos entre parejas, también intentan solucionar problemas entre padres e hijos, algunos de ellos de violencia, o disputas sobre patrimonio.