Llega la mediación familiar

En todos los ámbitos de la vida surgen conflictos. Peleas de niños, zancadillas de mayores y querellas de ancianos. Agresiones, insultos, discriminaciones, ninguneos e infinidad de arrebatos por no saber dialogar. La mediación es un proceso alternativo a la vía judicial que pretende resolver, entre otros, los problemas familiares. Para ello es necesaria la intervención de un profesional imparcial, el mediador, que facilita el entendimiento entre las partes, clarifica y genera opciones basadas en intereses.

La futura Ley de Mediación Familiar servirá para solucionar conflictos

El Consejo de Gobierno ha acordado iniciar los trámites del anteproyecto de la Ley de Mediación Familiar en Andalucía, norma que regulará el procedimiento extrajudicial de resolución de conflictos en el ámbito doméstico a través de la intervención de profesionales especializados.

De acuerdo con el texto analizado hoy por el Gobierno andaluz, podrán acogerse a esta fórmula las personas casadas; las parejas de hecho y aquellas sin vínculo legal pero con hijos comunes; los familiares hasta el cuarto grado de consanguinidad; las pers

¿El derecho de familia o la familia por derecho?

R esulta muy interesante el debate abierto por la ley de Mediación Familiar para el Principado de Asturias, particularmente porque hablamos de una figura profesional que la ley denomina así: persona mediadora familiar. Y es más interesante aún la solicitud que esta norma hace a una serie de profesionales: psicólogos, trabajadores y educadores sociales como mediadores, además de los profesionales del derecho; quede claro que hablamos de un procedimiento extrajudicial y voluntario para solucionar conflictos, es así de sencillo.

La mediación familiar intentará descongestionar los juzgados

Procesos de separación y divorcio, litigios a cuenta de la custodia de los hijos o de las pensiones de manutención, junto a conflictos por el cuidado de personas mayores y discapacitados son algunos de los asuntos que cada día llegan a decenas a los juzgados de familia andaluces contribuyendo a aumentar su carga de trabajo.

Una ley reconocerá el derecho de los vascos a la mediación familiar

El Gobierno vasco aprobó ayer el proyecto de Ley vasca de Mediación Familiar, que garantiza el derecho de cualquier ciudadano a encarar su divorcio mediante una fórmula «pacífica», a través de un acuerdo con su pareja que no le obligue a recurrir a la vía judicial. El objetivo del nuevo texto legal, que deberá debatirse en el Parlamento vasco, es que la mediación se consagre como un derecho universal  para toda la población de la comunidad autónoma.

Páginas