Propuesta para el diálogo

La palabra mediación proviene de mediatio, entendida como punto equidistante entre dos puntos opuestos y también como interposición, intermediación para favorecer nuevas articulaciones en las relaciones sociales. Nos encontramos, por lo tanto, ante un punto medio entre dos polos en un espacio o medio concreto. La mediación facilitará que las partes implicadas se encuentren en este punto intermedio que ofrece la objetividad. En las percepciones subjetivas del conflicto no se podrán encontrar. La mediación puede propiciar estos espacios de diálogo abierto sobre el problema de fondo que hay en el conflicto.

Por eso, la cultura de la mediación supone una cultura de la comunicación, porque la mediación pretende facilitar que las personas encuentren las posibles soluciones por ellas mismas. La finalidad no es tanto llegar a un acuerdo, sino restablecer la relación, reducir la hostilidad, propiciar propuestas y soluciones, promover procesos de respeto.

Isabel Medina intervino en Canal Sur Radio

Canal Sur Radio Isabel MedinaIsabel Medina intervino el pasado Lunes 24 de Julio en Canal Sur Radio en el programa La Hora del Verano como experta en Mediación Familiar.

Puede escuchar la parte en la que internvino Isabel si pincha aquí

En el programa se destacó la importancia de la Mediación Familiar en el supuesto de separaciones y divorcios.

Sevilla registró en 2005 más de 6.000 divorcios y separaciones

 La provincia concentró el mayor número de rupturas matrimoniales de Andalucía según datos del Consejo General del Poder Judicial
Un total de 6.216 matrimonios sevillanos decidieron dar por finalizada su relación sentimental durante el año pasado, lo que supone una media de 518 divorcios y separaciones cada mes o 17 casos diarios. Estos datos hicieron de Sevilla la provincia andaluza donde más divorcios y separaciones se registraron en 2005. En concreto, se formalizaron 3.691 divorcios y 2.525 separaciones tras la entrada en vigor de la nueva ley.

En el caso de los divorcios, la provincia registró en 2005 un total de 3.691, seguida de Málaga (3.366), Cádiz (2.496), Granada (1.628), Almería (1.155), Córdoba (1.145), Huelva (1.011) y Jaén (914).

Veinticinco años de divorcio


EN estos días se cumplen veinticinco años de la promulgación de la Ley Fernández Ordóñez que reguló el derecho al divorcio reconocido en la Constitución de 1978. Fue quizás uno de los aspectos en los que nuestra Constitución más directamente incidió en la vida cotidiana del ciudadano medio. Terminaba un modelo de familia basado en la indisolubilidad del vínculo matrimonial que a partir de entonces tendría que convivir con otro en el que la relación matrimonial se basaría en la convivencia gratificante para ambos miembros de la pareja y en la vigencia de un proyecto de vida en común libre y permanentemente renovado.

Dada la fragilidad de la memoria histórica que impregna la sociedad actual y especialmente a las generaciones más jóvenes, no está de más recordar que sólo hace veinticinco años algo tan normal actualmente como divorciarse estaba prohibido en nuestro país y que toda ruptura matrimonial pasaba ineludiblemente por los Tribunales Eclesiásticos y por unos procesos casi medievales que situaban a España a años luz de la mayoría de los países europeos.

Páginas