Califican de excelentes los resultados de la mediación familiar en divorcios

El presidente de la Asociación Interdisciplinaria Europea de Estudios de la Familia, Daniel Bustelo, calificó hoy de 'excelentes' los resultados en España de la mediación familiar, frente a la resolución judicial de un litigio de separación o divorcio.


Durante una conferencia celebrada en el Consejo de Europa en Estrasburgo, Bustelo aseguró que en España se producen más acuerdos cuando se acude a la mediación antes que a los juzgados.

Recordó que ya hay diez leyes de mediación autonómicas, la última de ellas la andaluza, promulgada hace sólo diez días.

Para este experto, la mediación familiar aborda un 'conflicto humano muy complejo', y su objetivo es 'ayudar a las dos partes a encontrar una solución útil para el futuro', a diferencia de la conciliación, donde el conciliador 'defiende la postura de su cliente'.

Frente a las competencia autonómica de esté ámbito, Bustelo apostó por la elaboración de una ley estatal de mediación, después de que se haya aprobado una directiva europea en esta materia.

Durante su intervención en la 7a Conferencia Europea sobre Derecho de Familia en la Mediación Familiar Internacional, Bustelo hizo una radiografía de la mediación en España y Latinoamérica y puso el ejemplo de Argentina, donde de 100.000 casos de mediación, 70.000 terminaron en acuerdo desde la entrada en vigor de la Ley de mediación de 1995.

Además, destacó la inclusión de la mediación en la Constitución venezolana, que 'es más fuerte en la teoría que en la práctica', así como la labor de las ONG en Brasil y la red de mediadores que funciona 'aceptablemente' en México.

El mediador de origen argentino diferenció la mediación familiar y social que prima en España, frente a la visión más comercial de América Latina.

De cualquier modo citó otras mediaciones que se llevan a cabo en España, como la penal (si el fiscal entiende que procede una labor de mediación), la intercultural (realizada sobre todo por los ayuntamientos) y la medioambiental (especialmente en Cataluña).

El representante del Aga Khan y responsable del programa de formación de mediadores de la comunidad ismaelita, Mohamed Keshavjee, elogió la labor de los mediadores y negó que estos profesionales pretendan ocupar el lugar de los juristas, si bien incidió en que las mediaciones se hacen 'a la sombra de la ley'.

Por su parte, el representante del Consejo de Europa, Jan Kleijssen, abogó por la mediación extrajudicial en procesos largos y costosos como la custodia de los hijos.

De esta forma, defendió la armonización de las normas nacionales de mediación y mostró la disposición de esta organización paneuropea a asumir ese reto.

La conferencia de una jornada abordó asuntos relativos a la mediación familiar como la movilidad y la interculturalidad en la vida conyugal en Europa, sobre todo en casos donde el contexto cultural, religioso y étnico de los cónyuges es diferente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *